Estigmatización de genero.

Estigmatización de genero.



Las características inherentes como sumisión, debilidad e inferioridad dadas a las mujeres, con respecto al hombre, son las que reforzaron la ideología del que el cuerpo de una mujer puede ser normativizado. Los hombres hicieron una clasificación basados en el comportamiento de las mujeres en la naturaleza de las relaciones con otros hombres, donde si la mujer tenía relaciones de índole sexual con alguien antes del matrimonio sería mala o deshonesta, pero si en contra se conservaba inmaculada sería buena y honesta.


Las mujeres han sido vistas como mercancía, con dos únicas funciones el de ser madre y para el placer del hombre. Ya que serán utilizadas como modelos educativos para las siguientes generaciones, es necesario que la mujer sea honorable, esta honorabilidad se reduce a la castidad con la que llega al matrimonio, sin interesar poco o nada los logros como su educación, trabajo o calidad humana.


La virginidad como práctica social actualmente ha disminuido, sin embargo en algunas comunidades la virginidad es la garantía del cierre de un trato, su resguardo en principio está a cargo del padre y hermanos de la mujer y después pasa a ser propiedad del futuro marido, cuando se celebra el matrimonio la familia de la mujer puede llegar a beneficiarse económicamente hablando, sin en cambio si la mujer en cuestión no es virgen traerá deshonra a la familia y no encontrara un marido que la respete y la ame.


Los signos que prueban la virginidad eran muy variados, como por ejemplo se creía que la voz se de las mujeres se hacía más profunda, los pechos y las caderas se ensanchaban, etc. pero el signo que hasta la fecha se sigue considerando para la prueba de la virginidad es el dolor y sangrado presente al romper el himen con la primera relación sexual de la mujer, sabemos que esto puede o no suceder aunque la mujer no tuviera relaciones sexuales antes del matrimonio. En tiempos antiguos se presentaban las sabanas con la sangre de la mujer después de consumar el matrimonio para probar ante la sociedad la honorabilidad de la mujer.


Hablamos de un normativización cuando la honorabilidad de la mujer queda a expensas de lo que los hombres y la sociedad en general consideran que son los pasos a seguir para alcanzar la honorabilidad siendo estos, que la mujer sea virgen hasta el matrimonio ya que así ganara el respeto de su familia, esposo, hijos y sociedad.


Es indignante ver cómo incluso las mujeres son las que juzgan a su mismo género, ya que hacen comentarios denigrantes cuando la mujer en cuestión ha tenido relaciones con otros hombres, propiamente sexuales, dejando de lado las cualidades como persona que esta presenta, dándole valor solo por lo que su sexualidad dice de ella.


Es difícil pedir a la mujer que se mantenga virgen, cuando los hombres son los primeros en querer cambiar esta decisión ya que si las mujeres se niegan al acto sexual las tachan de santurronas y si aceptan las tachan de fáciles, entonces donde está la congruencia de lo que exigen y lo que hacen. Algunas instituciones religiosas también estigmatizan el hecho de que las mujeres no sean vírgenes al llegar al matrimonio, los hombres no son sometidos a las mismas críticas, si no que entre más joven comience su vida sexual, su virilidad aumentara ante la sociedad.


La decisión de mantenerse virgen hasta el matrimonio es únicamente decisión de la mujer y de nadie mas no se debe reprochar en ningún sentido sus decisiones, ya que no valen por su sexualidad si no por todas las cosas que la hacen ser mujer, como ser hija, hermana, trabajadora o estudiante. La cual tiene las mismas capacidades que los hombres.


No minemos el derecho a las mujeres de ser y sentirse amadas, deseadas y sobre todo satisfechas en sus relaciones sexuales, cuántas mujeres han sido víctimas de violaciones y las re victimizamos al exigirles para ser honorables la virginidad.


Mujeres que somos las encargadas de darles valores a nuestros hijos, no fomentemos el machismo en los hombres ni la sumisión en las mujeres, enseñemos a los niños que valen por lo que son no por las decisiones que respectan a su sexualidad.

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro