La prisión Florence ADX: “23 horas al día en aislamiento”

Actualizado: feb 8



La prisión Florence ADX, situada en el condado de Fremont, estado de Colorado, Estados Unidos, ha sido descrita como el lugar en la Tierra más cercano al infierno. Está considerada como la única cárcel federal del país de súper máxima seguridad.


La prisión que abrió en 1994, cuenta con 490 celdas individuales con una dimensión de 3.7 por 2.1 metros tras dobles puertas correderas cubiertas para que los reclusos no se vean unos a otros.


La única ventana de un metro de alto y tan solo 91 centímetros de ancho ofrece una escasa vista del cielo y nada más. Cada celda cuenta con un retrete combinado con lavabo y una ducha automatizada. Las celdas están insonorizadas para evitar que los presos se comuniquen entre sí a través de código Morse.


Los presos duermen sobre colchones finos puestos sobre una losa de hormigón. La mayoría de las celdas están dotadas con televisores y los presos tienen acceso a libros. A los reos se les permite 10 horas de gimnasia por semana, alternadas entre una celda sin ventanas con nada más que una barra fija.


El escaso contacto que tienen los prisioneros con personas durante las 23 horas del día que pasan en su celda ocurre cuando el guardia les pasa su comida a través de la puerta. La hora restante, de "recreación", transcurre en una jaula de metal, la cual está dentro de un patio rodeado de muros de seis metro de alto que impiden ver el paisaje y que sólo brindan un vistazo del cielo.


Entre su lista de reclusos se encuentran Zacarias Moussaoui, la mente detrás de los atentados del 11 de septiembre en las Torres Gemelas de Nueva York, el joven que colocó la bomba en el Maratón de Boston, Dzhokhar Tsarnaev y donde viven grandes capos del narcotráfico mexicano, como Francisco Javier Arellano Félix, Juan García Ábrego y Osiel Cárdenas.

ADX es la prisión de máxima seguridad que quedó después de que cerrara la famosa prisión de Alcatraz en 1963 y su sucesora, UPS Marion, que fue reducida a prisión de mediana seguridad en 2006.


Los reos deben ducharse dentro de las celdas. También deben comer allí, no se les permite salir para alimentarse, e incluso las revisiones médicas se efectúan dentro de los calabozos.


"La cruel y deshumanizadora práctica estadounidense de mantener a los presos recluidos en régimen de aislamiento prolongado en la única prisión federal de súper máxima seguridad del país constituye trato o pena cruel, inhumano o degradante, y viola el derecho internacional". – Amnistía internacional.


Esos aislamientos prolongados de los reclusos en calabozos diminutos han sido permanentemente criticados por organismos y entidades de derechos humanos, quienes también denuncian el uso indiscriminado de la fuerza en las instalaciones del penal.


"Este lugar no fue diseñado para los seres humanos", comentó el exjefe de la prisión, Robert Hood.


Al 2014 Estados Unidos tenía casi 2 millones 300 mil presos. China, con una población 4 veces mayor, está en segundo lugar con 1.6 millones de personas en la cárcel. México es el séptimo país del mundo con más población en prisión: 238 mil 269 personas están en prisión. Las prisiones de máxima seguridad, llamadas "supermax", fueron pensadas para albergar a prisioneros de alto riesgo o que representan una amenaza para la seguridad nacional.

#Sistemapenitenciario #Prisión #Aislamiento #EstadosUnidos

475 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro