La tarea fundamental de los criminólogos



En fechas recientes he llegado a escuchar la existencia de un nuevo comentario encaminado a nuestra área “La criminología”, y aunque en realidad no es nuevo parece ser que es más constante, dicho comentario en un inicio me pareció ofensivo, inadecuado y lleno de ignorancia, pero después de analizarlo me provocó un enorme nudo en la garganta, pues aunque no lo quiera aceptar, sé que es lo único que se esta logrando con el pésimo, si, pésimo, ejercicio de algunos colegas, que parece ser, son mayoría a aquellos que con gran esfuerzo, disciplina y constante actualización hacen un excelente trabajo. Dicho comentario quizás tu ya lo has escuchado más de una vez y me refiero a aquel: “El criminólogo no sirve para nada”.

Si, es cierto que con anterioridad había escuchado preguntas como: Y tú como criminólogo o criminóloga ¿Qué haces? O ¿Cuál es tu tarea o desempeño en la sociedad?, pero nunca había escuchado una afirmación tan tajante como ese comentario, mismo que posiblemente tiene un origen a que desde un inicio no supimos resolver adecuadamente cuál es nuestra tarea fundamental, ni siquiera a nosotros mismos. Motivo por el cual el reconocimiento de nuestro trabajo se está viendo afectado, y bueno, realmente qué se espera de nosotros si seguimos cometiendo grandes errores como:

  • No saber discernir en la información utilizada para los diversos trabajos a realizar, pues solo aplican información refutada, carente de sustento, o inaplicable en la sociedad actual.

  • Enfatizar solo en variables sociales olvidando un completo estudio biopsicosocial, limitando así nuestras estrategias de prevención.

  • Invadir o querer sustituir otros perfiles, pues recuerden que no somos psicólogos, médicos, sociólogos, etc., somos criminólogos y nuestro perfil no puede llevar a cabo otras funciones que no pertenezcan al mismo, pues solo fracasaremos y nuestra carencia de conocimientos se evidenciaría dejándonos como personas infuncionales, lo cual no somos.

  • Carencia en conocimientos de metodología y técnicas de investigación.

  • Anteponer una gnoseología ante la epistemología.

  • Justificar que la conducta humana no puede ser estudiada por ser considerado como inmedible o impredecible, motivo por el cual se dejan guiar por “Misticismos baratos” abriéndole paso a la pseudociencia.

  • Tomar mayor relevancia solo a temas de morbo y moda, mientras las verdaderas problemáticas de la sociedad se ven ignoradas.

Y como estos, existen otros errores más que se siguen realizando, sin embargo, estos son los más sobresalientes. Y por ellos mismos parece que estamos siendo ignorados, pues es una obviedad nuestra falta de preparación, y claro no hablo de todos, pero si de una mayoría.

Pero después de esto seguirán con aquella duda de ¿Qué hacer ante esto?, pues aunque la solución suene muy fácil y esto se logre mediante una mejor preparación, el camino es difícil, pues es difícil leer, informarse, desarrollar, cuestionar, investigar y actualizarse constantemente, pero todo ello es necesario, porque así nos lo exige nuestra profesión, ya que nuestra tarea fundamental es “La sistematización de información”, está es la pieza clave de nuestro trabajo pues partiendo de ello logramos intervenir realizando estudios de riesgo, perfilando, llevando a cabo y defendiendo dictámenes o informes, etc., y en general logrando una prevención de conductas delictivas o violentas, cuestión que con ayuda del estado mediante la inversión en políticas criminológicas puede beneficiar en el desarrollo de nuestra sociedad, además de que gracias a las criminologías especializadas podemos llevar a cabo esos conocimientos y adecuarlos a sectores en específico aumentando nuestro trabajo en sectores privados.

Pero solo obtendremos verdaderos resultados si nuestras bases son sólidas, ya que, si esos comentarios donde nuestro trabajo se ve minimizado y pisoteado existen, es porque han existido motivos que así lo han permitido, mismos que se reflejan en el notable fracaso de diversos programas de prevención, y bueno, es que ¿Qué se espera? cuando solo te quieres dejar llevar por tu intuición, sin tener un conocimiento previo o cuando te quieres sentir una especie de Sherlock Holmes combinado con un poder superior de videncia, pues lo que se espera será un rotundo fracaso. Sí, nosotros como criminólogos podemos hacer predicciones, predicciones que nos ayuden a identificar y resolver con anticipación un riesgo, pero tomando variables reales, como el tipo de lugar, los horarios en donde circula mayor o menor numero de personas, las edades, los oficios o profesiones, el estado del clima, y en general un estudio completo del individuo para identificar la conducta que ejercerá en un futuro y como esta puede afectar o beneficiar, porque sí, es posible estudiar y medir la conducta humana con objetividad y evitando el uso del horóscopo, la quiromancia, y mil charlatanerías más, que solo generan falsedades quitándole valor y seriedad a nuestro trabajo, un trabajo que ¡Sí, si sirve para algo!.

#Criminología

60 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro