Introducción al estudio de la criminología

$280.00Precio

La primer parte de este documento consta de cuatro divisiones, el Capítulo I  muestra el indispensable origen de la disciplina criminológica, desde hace siglos se ha venido construyendo, no propiamente con el título de Criminología, pero si con actos, documentos y escritos, así como mandatos, que actualmente encuentran estrecha relación con la Criminología actual. La concepción religiosa de ésta es repaso obligatorio cuando la religión es la tendencia más duradera que se ha tenido a través de los años, su influencia en la vida y en las ciencias es de tal impacto, que merece la mención histórica y que a la vez sirva para hacer la comparación con la situación actual.

El Capítulo II, trata de los más destacados precursores de la Criminología, así como de la Psicología, Medicina, Derecho, Psiquiatría, entre otras, cuyas áreas encuentran relación con la ciencia en desarrollo durante el texto. Principalmente, se pueden identificar a Darwin, Philippe Pinel, Bentham, Gall, César Lombroso, Enrico Ferri y Rafael Garófalo, estos últimos tres, considerados los padres de la Criminología, derivado de los estudios realizados a lo largo de su vida y en base a los estudios que los anteriores a éstos desarrollaron para consolidar lo que hoy se conoce como Criminología.

El Capítulo III muestra la generalidad de una ciencia a fin de posteriormente comprender el origen y evolución de la ciencia criminológica, los requisitos que ha tenido que cumplir para ser considerada como tal, así como su origen como un compuesto de varios elementos como lo son la Sociología, Antropología y la Psicología.

En el Capítulo IV, necesariamente hay que conocer el origen de la Criminología en Latinoamérica y en específico en México, las primeras instituciones que la formaron y divulgaron, sus investigaciones a fin de fortalecer y producir más avances, dentro de estas se encuentran: la Academia Mexicana de Ciencias Penales, el Instituto Nacional de Ciencias Penales y la Universidad Autónoma de Nuevo León, por otro lado, es referencia obligatoria hacer mención de los precursores este continente. Importante también es conocer el estado actual de la Criminología, así como la perspectiva que debe tener el estudiante de esta en cuanto a lo laboral, científico y político.

En la segunda parte, en el Capítulo V, se retoma el nacimiento de la Criminología derivado de la síntesis de la Antropología, Psicología y Sociología, pero en la actualidad el entender criminal exige un mayor abanico de perspectivas, siendo un capítulo introductorio a las generalidades de la Criminología, se ha optado por mostrar un concepto breve de ésta, mismo que será del todo comprendido al termino del capítulo y reforzado al concluir el libro. Indispensables en el estudio criminológico es el apoyarse de la Estadística, Antropología, Psicología, Política, Victimología, Criminalística, Derecho Penal, entre otras, mismas que los estudiantes de Licenciatura o Posgrado irán viendo en su plan de estudios.

En el Capítulo VI, se muestran diversas formas de estudiar el fenómeno criminal, habiendo visto las ciencias de auxilio, hay que especificar de qué manera aporta cada una, así a niveles generales, la criminalidad se medirá mediante estadísticas, el criminal, con la Psicología, entre otras, y el crimen, a través de la Criminalística y sus ramas mostradas en el capítulo anterior. En Criminología, siendo el delincuente el principal objeto de estudio, es necesario conocer la reseña histórica de la referencia más sistematizada u organizada con miras al nacimiento de esta nueva ciencia, por lo que se muestran los estudios que realizó César Lombroso sobre éste.

En el Capítulo VII, se aborda el tema del estudio de la personalidad antisocial principalmente, y los tipos de criminalidad, que de manera general se pueden identificar en la sociedad actual. Muy importante es conocer las características de una conducta normal, para luego entender la anormal y comprender la antisocialidad en adultos y en menores, que cada vez más, realizan conductas más violentas.

En el Capítulo VIII, se presenta la rigurosa metodología de la investigación y las diversas técnicas de las cuales el analista criminal debe auxiliarse. El estudiante de la materia, debe conocer cómo realizar una investigación desde bibliográfica hasta empírica, y que dicha, esté realizada con rigor científico a fin de tener resultados precisos, no exactos, pues la vida es un fenómenos complejo, pero si lo más acertado que se pueda lograr. Importante es conocer el método científico y el método positivo, que son los principales, cabe aclarar que dependiendo el autor y libro que se consulte será la información que se muestre y que varia de libro en libro, por lo que el lector no debe limitarse sino comparar, analizar y tomar su propia postura.

En la parte cumbre, el Capítulo IX, se aborda el tema del concepto de Criminología, posterior a conocer sus elementos que la forman, se puede acercar al significado de ésta y comprenderlo de mejor forma en comparación con el primero mostrado en el capítulo inicial de esta segunda parte. Por ello, se muestran diversos conceptos, desde clásicos hasta contemporáneos, se invita al lector a desarrollar nuevos conceptos y técnicas de investigación criminológica, por otro lado, se muestra la clasificación básica-clásica de la Criminología, las nuevas tendencias y los errores que han surgido en el crecimiento de esta ciencia, concluyendo con un análisis crítico y propositivo desde una perspectiva política, académica y científica.

En referencia a la invitación hecha en el capítulo anterior para evolucionar la ciencia, en el presente Capítulo X, se hace la propuesta de Criminologías Especializadas en determinadas áreas de la vida y fenómenos; por ejemplo, habrá que especializarse en delitos ambientales, a animales, a la estructura y disfunción familiar, a la educación, a lo laboral o la seguridad privada, lo social, los delitos informáticos, entre otras áreas, como el desarrollo infantil y en la adolescencia, se concluye con un ejercicio filosófico y epistemológico a fin que el lector se convierta en un analista incansable de la información.

En la tercera parte, en el Capítulo XI, se presenta la llamada Criminología Etiológica-Multifactorial o Criminopatología, la cual implica el conocimiento exhaustivo de todos los factores y causas que llevan a un individuo a cometer una conducta antisocial. En ello, se muestran los conceptos operacionales de criminogénesis, criminodinámica, factores criminógenos internos y externos. Cabe señalar que para investigar y descubrir todos estos, la Criminología se auxilia de la metodología, las técnicas y las ciencias mostradas con anterioridad.

En el siguiente Capítulo XII, se indican brevemente, los factores internos o endógenos que pueden llegar a influir o desarrollar conductas antisociales, desde enfermedades hereditarias, trastornos congénitos, hasta los trastornos de la personalidad que pueden ir dentro de un grupo de factores mixtos; es decir, por influencia del medio con efectos en el interior o viceversa.

El Capítulo XIII, con mayor amplitud, muestra los factores externos al individuo que intervienen en el proceso de criminodinámica para la antisocialidad, desde el medio ambiente, los medios de comunicación, la familia, cultura, religión, política, educación, entre otros.

En base a lo mostrado en los tres capítulos anteriores, el Capítulo XIV, señala cómo hacer prevención del delito en base al conocimiento de los factores que lo ocasionan o lo predisponen, el análisis situacional y personal es indispensable para un previo diagnóstico y buscar las formas de tratar el problema. Interesante es conocer las características del problema a pretender resolver, las mismas del Preventólogo, los modelos de prevención a nivel internacional, la tendencia actual en México, las funciones de la pena, y las propuestas para el cambio.

 Por otro lado, el Capítulo XV, señala el problema grave del aparente tratamiento penitenciario, el cual hasta el momento ha sido deficiente a pesar del legado de los clásicos que científicos que siempre señalaron las formas de estudiar al delincuente y darle un tratamiento. Por lo anterior, se analiza históricamente los esfuerzos que se han hecho y las perspectivas científicas para atender a este problema, por último, se apoya de los estudios internacionales para hacer una propuesta.

En la última parte de este libro, se presentan los lamentables tres hechos antisociales que están de moda, cuya disminución debe radicar en el estudio de sus causas y aplicar políticas criminológicas sobre estas:

En el Capítulo XVI, trata de las cada vez más común y peligrosas adicciones, que aunque es un problema ya viejo en su tema, aun no se ha logrado disminuir del todo, es más frecuente la drogadicción y el alcoholismo a menor edad, y junto con ello las conductas violentas, y accidentes.

En el Capítulo XVII, está por demás señalar el problema del decenio, el Crimen Organizado y sus modalidades tan especializadas en tráfico de órganos, venta de humanos, falsificación de casi cualquier objeto, además de las muertes, torturas, secuestros, extorsiones, asesinatos, entre otras.

El último, el Capítulo XVIII, aborda la criminalidad de menores, cuyo comportamiento en algunos casos es propiamente de niños o adolescentes con una peligrosidad muy avanzada, el crimen organizado se ve aclientado por menores, ya sea para consumo o para reclutamiento, así como la criminalidad individual o en pandillas.

En los tres capítulos anteriores se muestran formas de estudio, características y su posible prevención y tratamiento.

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro