Criminología y… balística. ¿Se complementan?

Estoy plenamente seguro que la gran mayoría de criminólogos en México y en otros países, han tenido en su formación universitaria, incluso de maestría, una enseñanza enfocada en la balística forense. Claro, en ese aspecto no sería la única, ya que se tiene a la dactiloscopía, grafoscopía, documentoscopía, química forense, etcétera, todas más referentes al campo de la criminalística, en una educación en criminología, áreas totalmente diferentes que solo pueden cruzarse en la investigación criminal. Centrémonos en este caso, en la balística, como representante de los otros casos dentro de la criminología. Posteriormente analizaremos a profundidad cada caso, y conoceremos aspectos donde si podrían aplicarse, muy raros, y aceptable si se piensa a la criminología como parte de la investigación criminal con la sistematización, 


Siempre existirá un porqué para la introducción de estas materias dentro de la carrera de criminología, y es allí, en parte, en donde encontramos la mayor parte del problema. Primero, exploremos algunas de estas afirmaciones: 

  1. Es importante que como criminólogos conozcan otras áreas laborales a las cuales podrían dedicarse por si no consiguen trabajo como criminólogos tal cual. 

  2. Es importante conocer de todo, por tanto, no hay que cerrarnos a estas oportunidades de estudiar áreas de criminalística.

  3. Es necesaria para poder realizar prevención criminológica. 

Vayamos rápidamente argumento por argumento. El primero es extraño, incluso baja el ánimo, porque parece que se sabe que no vamos a encontrar trabajo como criminólogos y nos meten opciones para tener más oportunidades, pero en ese caso, ¿porqué no entrar directamente a la carrera de criminalística sin seguir en criminología? Además, uno de los factores que influyen en la baja producción de empleos para criminólogos es la mala administración académica, así que, en vez de ayudar a reducir el problema, lo incrementan metiendo materias que nada tienen que ver. 


El segundo argumento no está del todo mal, pero aplicaría muy bien si la formación de base fuese idónea, es decir, están presentes los elementos actualizados, avanzados y adecuados para la preparación integral de todo profesional en criminología, cosa que es una utopía por el momento. Además, ¿por qué áreas forenses? Sabemos que la criminología es mucho más que ello, en realidad la criminología forense corresponde solo a un pequeño sector de su aspecto aplicado, cosa que se vio incrementado por los diferentes mitos que existen en torno a la criminología, es decir, que criminología es igual a investigación criminal, que vaya, allí si que podría entrar todo lo que enseñan. Sería curioso que, de un momento a otro, las carreras que ahora se llaman “Criminología”, se denominen como “Investigación criminal”. 


El tercer argumento es importante. Muy importante porque también es extraño, confuso y que se presta a grandes malinterpretaciones de la criminología y que al mismo tiempo tiene implicaciones con otros campos de la criminalística, ciencias forenses o investigación criminal. Por tanto, le daremos la importancia que merece dentro de la criminología general: Mínima.


Evitar confundir lo que aquí se dice con que se le quite todo valor a la balística, es un razonamiento errado. Su importancia es fundamental dentro de la investigación criminal, y más como ciencia básica, por sus investigaciones y utilidad en materia armamentista y sistematización con las ciencias físicas. 


Dejando a un lado los problemas estructurales de lo que denomina como prevención criminológica, o la creación de programas para la prevención criminológica, se está dejando de lado todo lo que implica la investigación aplicada, es decir, todo el proceso que se lleva a cabo para poder determinar los factores criminógenos/de riesgo involucrados en un fenómeno o serie de fenómenos de violencia en ecosistemas (entorno sociodemográfico) de investigación. Para hacer esto se requieren profundos conocimientos en psicología, sociología, biología, incluso antropología, enfocado al estudio de las violencias, para lo cual medio nadamos en información, y si nos hace falta información, la podemos generar con la estructuración adecuada de investigaciones aplicadas. No es imposible. Lo mismo para la generación de los factores de protección, etcétera. 


También se requieren habilidades adecuadas en metodología de la investigación para poder hacer bien las cosas, porque no todo depende del sentido común o del “yo creo que esto es así porque he vivido esto” o” porque mi laboratorio es la calle y gracias a ello tengo razón”. Las cosas son más complejas y requerimos de las herramientas de análisis adecuadas para ello. 


Ahora, pensemos, uno de los factores o serie de factores criminógenos tienen relación con los objetos de estudio de la balística, como la presencia de armas en el ecosistema de estudio, pandillas que usan armas, o aspectos similares. Si se quiere estudiar a profundidad la naturaleza de ello solo se requiere aplicar más investigación, hacer uso de los profesionales que existen en dicha área para obtener la información necesaria para la elaboración del programa/estrategia/actividades necesarias, aunque en ello entraría directamente la investigación criminal, seguridad pública, etcétera. Un conjunto de trabajos que dependerán de cada ecosistema y ciertamente, más complejo de lo que parece. 


En pocas palabras, en la formación como criminólogos no es necesaria. El hecho de que se tenga dicha materia de debe al problema de combinar Criminología + Criminalística + Derecho + Papas a la francesa. Las excusas o racionalizaciones saldrán en todo momento, pero necesitamos otras áreas de formación que podrían hacer el campo más fuerte, riguroso, serio y funcional en términos científicos, de desarrollo y efectividad social. 


Por otro lado, aunado a lo anterior, tenemos el punto de la incompatibilidad epistémica. La criminología moderna es una ciencia que estudia fenómenos humanos, que tienen que ver directamente con la vida y su aspecto de generación de violencias, algo en extremo complejo. La balística es una ciencia cuyos objetos de investigación tienen que ver más con procesos físicos (por ello, se le ha considerado con una parte de la física), mecánica de movimientos, etcétera. En su aspecto aplicado puede tener interacciones con otras ciencias como la criminalística o la medicina forense, o campos de investigación aplicada como es la investigación criminal en general. 


Las diferencias son extremas. Lo mismo ocurre con otras técnicas de identificación humana que suelen darse en los centros de estudio y que se mencionaron al principio de este pequeño artículo, su importancia es mínima para la criminología. 


Esto forma parte de los problemas de la criminología clásica. Una criminología que en realidad es jurídica o medianamente forense/clínica, en donde se podría verse más justificada tener conocimientos en balística, pero para eso están los reportes/informes realizados por otros expertos. 


La criminología moderna o basada en evidencias es mucho más grande. Las aplicaciones, las investigaciones que se pueden realizar, así como su ámbito de aplicación resulta brutal, solo necesitamos, como se mencionó en el artículo anterior, unos cambios importantes en criminología académica y listo. 


En futuros escritos hablaré sobre más aspectos similares, y siguiendo un método que sigo, notarán que no solo me ando quejando, sino que también compartiré grandes logros, y también aportes, así como soluciones en las cuales estamos trabajando, pero como saben, no podemos iniciar con un proyecto sin conocer antes toda la base. 

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro