El Criminólogo en las escuelas: Sí a las Criminologías específicas
  • Stephy Gómez Corona

El Criminólogo en las escuelas: Sí a las Criminologías específicas


Tú, como criminólogo, ¿qué piensas cuando hablamos de nuestra necesaria participación en las escuelas?, y a ti ciudadano, ya sea que funjas como padre de familia, autoridad en tu localidad, maestro o simplemente estás preocupado por el bienestar de tu entorno, el sano crecimiento y formación de los estudiantes, ¿en qué imaginas que puede favorecer un criminólogo dentro del sector educativo? Cuando hablamos de minimizar la violencia, cuando mencionamos la palabra ‘prevención’, seas profesionista o no, es posible que podamos imaginar diversas situaciones y sus posibles medidas para lograrlo, las cuales son:

1. Nuevas penalizaciones quizás más rigurosas para quienes cometen alguna conducta antisocial o un tipo de violencia; en el sector educativo sería algo así como: ponerle un castigo o sanción al alumno que infrinja las reglas y haga uso de la violencia dentro de la institución. 2. Aumentar la vigilancia en cada lugar donde ocurre mayor delincuencia; en el sector educativo: contar con un equipo de seguridad como pueden ser cámaras de seguridad monitoreadas, guardias de seguridad, orientadores o trabajadores sociales, revisión de mochilas, etc. 3. Realizar pláticas orientadas a la concientización de la violencia o el acoso escolar, laboral, etc. Lugares donde las víctimas pueden alzar la voz, como centros de ayuda para mujeres víctimas de violencia. Hay quienes dicen que, a través de la sensibilización y concientización se logra una correcta prevención.

Después de analizar estas posibles medidas de prevención, podemos rescatar que: es un hecho que la rigurosidad en las penas y las sanciones para un alumno o cualquier individuo que cometió una conducta violenta no es ni ha sido impedimento para que las mismas se dejen de cometer. Razonando el punto número dos, una correcta vigilancia o una efectiva seguridad para la prevención y disminución de la violencia, dependerá del área a proteger y en base a ello se decidirá el tipo de medidas de seguridad adecuadas mediante métodos y estrategias que se enfocan por ejemplo, en la criminología ambiental. V. https://drive.google.com/file/d/1jHobmfPsMi_CX2nHdIzATY8nwia_TQrm/view?usp=drivesdk lo cual sería una medida excelente y complementaria para la prevención de estos fenómenos violentos, a pesar de que con este punto no se evitará una personalidad antisocial, ni que una persona deje de ser violenta o que se formen delincuentes, pero sí se tendrá un mejor control del entorno ambiental para que el individuo no tenga forma de cometer algún hecho que atente contra la integridad de terceros, por decirlo de otra forma: El ambiente y diseño serán pieza clave para imposibilitar las conductas violentas. Es por lo anterior que, la criminología ambiental dentro del sector escolar con este tipo de medidas, serán un complemento perfecto para el control dentro y fuera de las aulas escolares. Continuando el tercer punto, bien es sabido que a lo largo de esta última década se ha trabajado por parte de diversos grupos u organizaciones que se preocupan por brindar a la sociedad asesoría, pláticas prevencionales por parte del gobierno y de ONG’S, las cuales actúan de manera posterior al fenómeno violento, pues ofrecen albergues, empleo, protección legal y tratamiento psicológico (muy importantes) a quienes ya fueron víctimas de violencia, vemos casos cada vez con mayor frecuencia de niños y jóvenes que han sido abusados o abusan de sus compañeros, muestras de aversión como notas de amenaza, amenazas directas ante la persona, empujones, golpes y burlas u hostigamientos; por desgracia, dar pláticas en foros, congresos y reuniones similares donde acuden quienes pueden apoyar este tipo de intenciones benéficas a su comunidad, no hará entrar en ‘conciencia’ a quienes sí cometen esas conductas violentas ya que es probable que ni siquiera formen parte de los participantes de dichas reuniones o campañas, porque simplemente no les interesa, ya se han llevado a cabo y como ya nos dimos cuenta, el incremento de la violencia se hace notar con el paso del tiempo, entonces, aunque es una gran fuente de información, apoyo y de buenas intenciones, un grupo de gente que se reúne para llevar a cabo sus ideas, apoyos y descontentos de la violencia, no ha ayudado a que la disminución de esta cese, no cambian la manera de pensar de las personas violentas o de delincuentes, nos hacen darnos cuenta que hay personas que están cansadas de la violencia y que anhelan que la sociedad cambie, pero sin llegar a un cambio real. ¿Por qué no hay un cambio dentro y fuera de las instituciones educativas? bien, sabemos que es una respuesta complicada por que se requiere de diversos estudios, trabajo y seriedad tanto de las autoridades que supervisan las instituciones, como Instituciones educativas; para ello el Criminólogo educativo o la Criminología Académica tienen gran responsabilidad y áreas para laborar de manera urgente dentro de las escuelas, por ejemplo:

● Preparación del docente, así como selección del mismo. Por que no todos los maestros son aptos para enseñar, no todos los profesores tienen la capacidad de manejar conflictos y por que de acuerdo con el profesor Baruch Aguirre https://youtu.be/QWG3ldUPJdQ, el docente o la trabajadora social no tiene la autoridad jurídica para determinar si un alumno o un profesor presenta una conducta antisocial, es o debería ser trabajo del Criminólogo. ● No todos los estudiantes son aptos para obtener el conocimiento que se imparte en las carreras de Criminología e incluso de la Criminalística y ciencias forenses, retomando la perspectiva del profesor Aguirre, hay delincuentes que se están profesionalizando, la delincuencia hoy en día prefiere invertir en capacitar a quienes serán próximos a cometerla, qué se están llevando a sus hogares a las calles, y qué son capaces de hacer desde su psicometría, porque horriblemente aún hay estudiantes y egresados de la carrera de Criminología que dicen amar la sangre, dicen ser psicópatas y juegan con tener trastornos mentales, cuando la sociedad y el futuro del país está en este tipo de personas, es más preocupante aún, ¿se está haciendo algo al respecto? Va más allá de un juego, incluso más allá de si esas clases son adecuadas o no (que ya es grave la situación) para un criminólogo, se han dado casos donde profesores enseñan medicina forense, balística, psicología Criminal a estos alumnos y se le están dando herramientas y abriendo puertas profesionales a futuros delincuentes ¿Cuándo se preocuparon las autoridades educativas por llevar una estrategia de selección de alumnos? Y no hablo de quién puede pagar más colegiatura, ni de quiénes más inscripción, sino de quiénes son aptos para estudiar dicha carrera. He ahí uno de tantos focos rojos (alerta) para intervención de una Criminología Educativa. ● Otra área importante que ya se ha hecho mención de ello es que, están impartiendo materias dentro de la carrera de Criminología que, como hemos visto, nada tienen que hacer en dichas aulas, V. https://www.academia.edu/37338263/Un_acercamiento_a_la_especializaci%C3%B3n_de_a_criminolog%C3%ADa?source=swp_share No hay un control de esta organización y una de las tantas razones es: Quien coordina dichas clases no es un criminólogo, solo alguien que sabe administrar muy bien a los maestros y sus horarios en sus respectivas carreras y ¿quién sabe más que el criminólogo las clases y el conocimiento que debe ser impartido para ser un profesionista dedicado al servicio del bienestar social? Criminólogo ¿Estás preparado para intervenir o sigues haciendo memes “forenses”? Hay profesores que la manera de controlar o enfrentar a un “chico problemático” es aislándolo, creando un ambiente que gesta conductas violentas, empezando por el etiquetamiento, por eso y más es la importancia de personal capacitado, por que en las universidades o en otros niveles, no hay autoridades que se preocupen por seleccionar al docente, por dar educación de calidad, es demasiado triste pensar siquiera que alguien pueda estar más ocupado por poner en marcha una escuela con fines de remuneración económica. De acuerdo con la página www.definicionabc.com académico: del griego akademia (lugar donde platón se reunía a estudiar). […] Tradicionalmente diversos tipos de estudios son desarrollados buscándose transmitir el conocimiento humano a través del tiempo. En cambio la RAE menciona que Academia es un establecimiento docente público o privado de carácter profesional, artístico, técnico o simplemente práctico/ sociedad científica, literaria o artística establecida con autoridad pública. ‘Criminología académica’ puede ser empleada para el un que se dedica a la docencia en criminología, ya que desarrolla conocimientos los cuales serán transmitidos o bien, pudiéramos hablar de la creación de una ‘Academia criminológica’ la cual se encargue de formar al futuro egresado para su adecuada participación y contribución con la sociedad, de manera especializada; quiero decir que para poder formarse de manera específica en cada una de las ramas de la Criminología, este deberá conocer cada una de las áreas donde podrá desempeñar su honorable profesión. Educación: la educación es la formación práctica y metodológica que se le da a una persona en vías de desarrollo y crecimiento. La educación es un proceso mediante el cual al individuo se le suministran herramientas y conocimientos esenciales para ponerlos en práctica en la vida cotidiana. La educación en una persona comienza desde su infancia, al ingresar en institutos llamados escuelas o colegios en donde una persona previamente estudiada y educada implantará en el pequeño identidades, valores éticos y culturales para hacer una persona de bien en el futuro. Después de estas definiciones, podemos rescatar que, el entorno familiar es el encargado de transmitir los valores e inicia de manera automática la educación, sin embargo también en las escuelas desde edad preescolar se le debe fomentar al niño las reglas, límites y conocimientos de una sana convivencia social y desarrollo intelectual. El criminólogo deberá poner suma atención y detectar infantes con características de maltrato, ya sea que este sufra de violencia en su hogar, comunidad (esta puede ser religiosa, calles de su colonia, club deportivo, etc.), bullying o cualquier forma de vida incorrecta que ponga en riesgo la salud e integridad del niño o de igual manera si fuera el caso de un adolescente o joven y actuar de manera adecuada para ponerlo a salvo, pero deberá tener apoyo de la institución educativa, desde los maestros y padres de familia, aunque muchas veces estos últimos ya han formado su carácter, hábitos y creencias a causa de la cultura con la cual crecieron y es muy complicado cambiar la manera en la que el entorno familiar se mueve, pero si las autoridades del Estado que están preocupadas por la erradicación o disminución de la violencia apoyaran la participación de nuevas estrategias y métodos criminológicos desde la ciencia, enseñaran en las escuelas e instituciones diversas, prevención y formación de profesionistas con materias que son dignas y necesarias de ser estudiadas, pero sobre todo estudiantes que sepan cuáles son los alcances que tiene el criminólogo en la vida real, si esto último pasare, exigiríamos más y nos conformaríamos menos.

La importancia de las criminologías específicas en el sector educativo, es base fundamental para que el criminólogo pueda ejercer con calidad y poder mostrar resultados fiables a favor de la sociedad, los cuales serán notorios con el paso del tiempo y la seriedad participativa de los egresados y del Estado primordialmente. Criminóloga Estephanie Gómez Corona gomezcoronaf@gmail.com

Bibliografía: B. Aguirre, 2019. [Criminología Pedagógica] videoconferencia. https://youtu.be/QWG3ldUPJdQ, Archivos de Criminologìa, Seguridad Pública y Criminalística. Capítulo Nuevo Leòn. https://www.academia.edu/37338263/Un_acercamiento_a_la_especializaci%C3%B 3n_de_la_criminolog%C3%ADa?source=swp_share

0 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro