El mito de la criminología como parte del Derecho

Desde que me formé en la Universidad y, además, tuve la oportunidad de asistir a otras, colarme en sus clases, así como a diferentes cursos relacionados con la preparación básica en la criminología, en un aproximado del 90 % de los casos se refirió que ésta forma parte del Derecho en los siguientes sentidos:


  • Nace del Derecho;

  • Es una rama del Derecho;

  • No puede existir si no es gracias al Derecho;

  • El Derecho penal es la que le da forma a la criminología.


Eso ocurrió hace más de 5 años. Podemos pensar que, dado el desarrollo que se ha tenido últimamente a nivel mundial en torno a la criminología, que esas ideas ya debieron abandonarse, actualizado y tener el enfoque que verdaderamente debe tener, pero, cada semana me llegan casos en donde me confirman que ello no es así. Sigue la enseñanza de las ideas anteriormente indicadas, verbalizadas de muchas maneras, pero al final terminan en lo mismo: la criminología es una rama del Derecho y que, sin ésta, la otra no existiría, punto.


Lamentablemente, cuando el alumno desea preguntar el porqué, o cómo es que sucede esto, donde el argumento más común es el siguiente:


La criminología estudia al delito, delincuente, delincuencia, o lo que es similar, la criminalidad, el criminal y el crimen, cosas que al mismo tiempo son objetos de estudio del Derecho penal o delincuentología, por tanto, se debe acoplar totalmente a lo que se indica en el Derecho o se estará haciendo mal el trabajo.

Existen más argumentos, posiblemente posteriormente los estudiemos a fondo en otros artículos.


Es un hecho que estas ideas es una de las principales que han producido un enorme retraso en el desarrollo académico y científico, así como aplicado, de la criminología. Ya no solo pensemos en el hecho de que ello también lleva a que la sociedad, que las personas que no conocen esta área, la confundan con extrema facilidad con otras.


Incluso entre los mismos criminólogos y penalistas existe la extraña idea de que, en su momento, la criminología se transformará de tal manera que se comerá al Derecho penal. Lo cierto es que todo eso es falso, al menos para la criminología moderna, porque si, podemos afirmar que existe una separación importante entre la criminología moderna, y la criminología clásica, que es en ésta última en donde domina la idea del control (y se permite) del derecho.


Es tan falso como pensar que la Biología nace, es rama o depende totalmente de la Física, y más específicamente, de la física de partículas. Una analogía que nos viene bien para explicar el porqué ese razonamiento es equivocada de manera rápida.


La criminología moderna, o basada en evidencias, se alimenta del conocimiento científico producido por otras ciencias. Ese conocimiento tiene las características de estar relacionados directa o indirectamente con los fenómenos de investigación que se tienen, que podemos resumir en la o las violencias.


La psicología, sociología, biología, antropología, y en general, las disciplinas que estudian a los seres vivos, tienen grandes investigaciones en torno al fenómeno de la violencia para poder comprenderla en toda su complejidad. La criminología la sistematiza de tal forma que se puede llegar a tener una idea integral en torno a ello, y a partir de ese desarrollo, diseñar investigaciones que permitan conocer de mejor manera los diferentes aspectos de las violencias. Con ello se pueden generar estrategias, programas o diferentes acciones para poder incidir en dichos fenómenos, es decir, algo de ciencia aplicada.


¿Cómo puede entrar aquí el Derecho o Derecho Penal? ¿De qué manera controla a la criminología?


Inmediatamente podemos notar que en ningún momento se hizo mención de aspectos legales, normativos, jurídicos o similares para poder llevar a cabo esas actividades, y el hecho es que no son necesarias en lo absoluto. Lo que si es necesario son todas las herramientas que el proceso de investigación científica ya sea básica o aplica, nos aporta, así como a todas las disciplinas científicas.


Lo que realmente puede ocurrir, o debería ocurrir, es que el Derecho haga uso de los conocimientos científicos aportados para poder realizar una mejor toma de decisiones en aspectos como elaboración de leyes, normas internas (por ejemplo, de centros penitenciarios), para mejorar su cuerpo teórico, etcétera, pero jamás en el vago sentido de dominancia, sino únicamente de participación dual en unos pocos aspectos del total en los que se puede emplear lo desarrollado en la criminología.


En los últimos años, pese a existir errores bárbaros, la especialización en la criminología se ha convertido en una realidad, especialmente gracias a la sistematización de los conocimientos para el estudio u aplicación de fenómenos específicos, como es el caso de la criminología corporativa, la criminología educativa, penitenciaria, entre otras más.


Se pueden llegar a hacer uso de los conocimientos, métodos o cuerpos del Derecho, si, como sería en el caso de la criminología jurídica, enfocada en lo forense, por poner un solo ejemplo, u otro, en la criminología clínica penitenciaria. Pero terminan siendo casos aislados, ya que el área es mucho más grande de lo que se suele enseñar en la educación básica.


Además, un aspecto interesante del objeto de estudio de la criminología, la o las violencias, es que permite una gran diversificación científica de investigación, en donde podemos encontrar violencias que son tipificadas en diferentes ordenamientos jurídicos, como es el caso de privar de la vida a otra persona. Ese fenómeno de reacción social ante una forma de violencia específica también es buen ejemplo de investigación para la criminología.


No, la criminología no nace, ni parte, o no puede existir sin el Derecho. La realidad es que, para trabajar mejor, el Derecho necita de la criminología para poder tener resultados mejores, y siendo más estrictos, necesita de la ciencia, y así, todos ganamos.


La criminología académica debe mejorar en el sentido de ofrecer mejores herramientas que formen parte de su naturaleza, y no meter otras que, por ignorancia o por flojera, terminan ocasionando problemas importantes.


Este artículo breve únicamente trata el mito que tratamos, mas no critica al derecho, sus funciones o actividades.


Regresemos ahora la analogía falsa de que la biología nace de la física. Sabemos que ello es imposible, pero lo que si es un hecho, es que ambas áreas del conocimiento, en determinados momentos y fenómenos de investigación, participan de forma conjunta para llegar a un objetivo, para desarrollar nuevos conocimientos, tecnologías, servicios, etcétera. Todo gracias a la sistematización y las herramientas que la ciencia trae para nosotros.


Podemos hacer lo mismo, ¿no creen? Pero antes, quitemos lo que no nos sirve, y así, trabajaremos mejor.

1,066 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro