Embalsamamiento

Embalsamamiento



“El objetivo de la vida es la muerte”

Sigmund Freud

Es un rito funerario, es el arte de conservar los cuerpos después del fallecimiento por medio de la utilización se sustancias químicas. Se cree que comenzó a practicarse en Egipto.

Hacia el año 4000 A.C., perduraron durante más de treinta siglos. Hay muchas evidencias que demuestran que el embalsamamiento tuvo un origen religioso, concebido como un medio de preparar al muerto para la vida después de la muerte.

La costumbre de embalsamar a los cadáveres se extendió desde Egipto hacia otros pueblos antiguos como los asirios, los judíos, los persas, y los escritas. Los métodos antiguos del embalsamamiento consistían en retirar del cuerpo el cerebro y las vísceras, y rellenar las cavidades corporales con una mezcla de hiervas balsámicas y de otras sustancias. Los egipcios sumergían el cuerpo en carbono de sosa, inyectaban bálsamos en las arterias y las venas, rellenaban las cavidades del torso con sustancias aromáticas similares, los sirios utilizaban miel, los persas cera, y los judíos especias y aloe. Alejandro Magno fue embalsamado con miel y cera.

Los egipcios eran partidarios del embalsamamiento, con frecuencia, las plantas de los pies de las momias aún continúan siendo blandas y elásticas, después de permanecer envueltas hasta 3000 años. Los historiadores estiman que hacia el año 700 D.C., cuando esta costumbre había desaparecido, los egipcios habían embalsamado unos 730 millones de cuerpos, aunque muchos se destruyeron o desintegraron a causa del calor tropical del norte de África, se han conservado gran cantidad de momias; los arqueólogos calculan que aun existen varios millones de momias conservadas en tumbas y lugares de enterramiento desconocidos.

Se cree que en el siglo XIX el primer hombre que utilizó una inyección en los vasos sanguíneos de una solución conservante preparada por él fue el anatomista holandés Frederick Ruysch, pero se desconoce cual era su técnica. Durante el mismo siglo, los científicos franceses e italianos perfeccionaron las técnicas de embalsamamiento, hecho que les permitió tratar cualquier parte del cadáver.

Los objetivos esenciales del embalsamamiento moderno son la desinfección y preservación de los cuerpos para atrasar la inhumación y dar a los dolientes el tiempo necesario para su rito fúnebre y con ello evitar la proliferación de bacterias y transmisión de infecciones. Se utiliza la cosmética para disimular heridas faciales o por razones estéticas, contribuyendo así a la disminución del impacto psicológico en los familiares del cadáver.

En la actualidad, los métodos de embalsamamiento han avanzado considerablemente, el procedimiento consiste en inyectar las cavidades y el sistema vascular arterial y venoso una solución desinfectante y conservante, extrayendo alternamente la totalidad del tejido hemático, los gases y secreciones del cuerpo, con el objetivo final, de evitar los fenómenos de transformación del cuerpo.

Además, en el caso de México, cuenta con un reglamento sanitario y leyes que son de observancia.

#Criminalística #Técnicas

0 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro