Embalsamamiento: Procedimiento general



Recepción de documentos y registro de cadáveres

Para la realización de cualquier acto de disposición de cadáveres, deberá contarse previamente con el certificado médico de defunción. Artículo 62 LGS.

Registrar los datos del certificado médico de defunción, en un libro designado única y exclusivamente para ello.

El técnico embalsamador, deberá colocarse el uniforme adecuado y accesorios de bioseguridad personal indispensables previo al ingresar al laboratorio.

Se inspecciona visualmente el cadáver y se valoran las condiciones patológicas, intervalo postmortem, complexión, el tiempo que será velado, si será trasladado a otro estado o país, el clima de la región etcétera; el técnico deberá cotejar que el cadáver corresponda a los datos y características anotadas en el certificado médico de defunción.

La valoración del cadáver, es el estudio anatómico, físico y patológico para determinar las técnicas y procedimientos, así mismo se determinará el equipo, instrumental y sustancias que serán ocupadas para lograr un embalsamamiento exitoso.

Es de suma importancia la valoración de las condiciones físicas que presenta el cadáver al momento de su llegada al laboratorio de embalsamamiento para determinar el procedimiento a seguir.

Aseo y desinfección del cadáver

Se rociaran los envoltorios del cadáver con soluciones antisépticas para poder iniciar su manipulación; al mismo tiempo se retirará el amortajamiento o vestimenta que al momento presenta el cadáver rociando el antiséptico por todo el cuerpo.

Inyección intra-arterial

Procedimiento mediante el cual se suministran las soluciones antisépticas y fijadoras al cadáver. Para embalsamar existen básicamente tres tipos de inyección a saber:

* Única: es en la que se localiza y se expone el sistema vascular, en un solo punto y se aplica en la mayoría de cadáveres íntegros.

* Múltiple: es la localización y exposición del sistema vascular en diferentes puntos, generalmente en cadáveres con necropsia.

* Local: es la aplicación hipodérmica o bien directa al tejido, por ausencia, interrupción o mal funcionamiento del sistema vascular en un área determinada; por ejemplo en casos con laceraciones o mutilaciones.

Drenado y tratamiento de las cavidades

Desecar el contenido de las cavidades torácica, abdominal y pélvica mediante aspiración; así como la aplicación de soluciones fijadoras concentradas directo al bloque visceral para mejores resultados

Para el caso de la cavidad craneal, este paso solo se aplica en cadáveres que presenten necropsia.

Sutura

Es la unión de los bordes de las incisiones propias del embalsamamiento; o bien heridas y laceraciones del cadáver; mediante la utilización de hilo y aguja o de algún pegamento especial.

Aseo general del cadáver

Lavar el cadáver con soluciones jabonosas y antisépticas para eliminar los restos de segregaciones y mal olor, secar el cadáver y colocar la ropa e indumentaria dispuesta por los familiares.

Término del proceso

Para finalizar el proceso y en caso de ser necesario y solicitado expresamente por el familiar responsable del cadáver, se realizará la aplicación de cera reconstructiva y/o cosmetología según sea el caso; con la finalidad de corregir o mejorar el aspecto final de las partes expuestas como la cara y las manos por ejemplo.

Para cualquier médico o técnico que hace esta procuración sanitaria y reconstructiva, es necesario dejar por un lado las cuestiones sobre quienes fueron en vida, pues, todos los cadáveres serán tratados con respeto, dignidad y consideraciones como lo establece la Ley General de Salud en el artículo 346.

Casi siempre cuando platico con alguien, no tardan en cuestionar sobre, si no me dan miedo los muertos, que si no me espantan, que por qué esa profesión y no me incomodan, pero en cuanto afirman la frase que la mayoría refiere “pero ya se acostumbró, ya no siente nada, ustedes se vuelven inhumanos, fríos”, es en ese momento en dónde no me cansaré de decirles que no es así, que a pesar de la cantidad de muchas Necropsias y embalsamamientos que he procurado no dejo de sentir pena ajena, compasión por sus dolientes y sobre todo en tratar de entender las causas que le condujeron a la muerte y esto porque soy humano y también tengo familia y sé que en algún momento seré yo el que esté

en esa plancha fría esperando a que me procuren una necropsia, me embalsamen o ambas cosas.

“A la muerte se le toma de frente con valor y después se le invita a una copa”.

Edgar Allan Poe

#Embalsamiento #Procedimiento #MedicinaForense

78 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro