La antropología forense

Actualizado: 9 de oct de 2018



La antropología forense es una rama de la antropología física encargada de la identificación de restos óseos humanos o qué aún conservan partes blandas. Los restos se diferencian taxonómicamente de otros elementos óseos no humanos.


La antropología forense es el estudio de asuntos médico-legales relacionados con una persona fallecida, por medio de la examinación y el estudio de los restos del esqueleto para, entre otras cosas, tratar de determinar la identidad de la persona, la forma y las causas de su muerte.


La osteología como técnica de la antropología física se dedica al estudio de los restos óseos de poblaciones antiguas y contemporáneas (antropología forense). Se diferencia de la antropología anatómica, animal y comparada por estudiar al hombre en un contexto cultual que el permite considerar al resto óseo como componente biológico inmerso en una gama de elementos sociales, políticos, económicos. Como primer punto de investigación osteológica el científico deberá dar cuenta del tipo de elemento que está analizando. Si es animal o humano. Adulto o infante. Es el primer paso para lograr la identificación o interpretación del lugar de los hechos o hallazgo arqueológico.


Estudio de características físicas con fines de identificación a las características físicas se clasifican en:


  • Generales: sexo, estatura, peso, ancestria y edad

  • Específicas: rasgos faciales, sistema estomatológico y señales particulares (características congénitas o adquiridas por trauma, enfermedad, tratamientos médicos o quirúrgicos y tatuajes).

  • Individualizantes: huellas dactilares, perfil genético y en algunos casos los sistemas esquelético y estomatológico


Características generales


Algunas de estas se conocen como cuarteta básica para referirse a edad, sexo, estatura y ancestro racial únicamente.


- Sexo

En cadáveres frescos, basta con la observación de los genitales externos e internos y de los caracteres sexuales secundarios. Los casos excepcionales de genitales ambiguos requieren estudio microscópico complementario.

Cuando el cadáver presenta marcada alteración de los genitales y/o de los caracteres sexuales secundarios, las prendas pueden servir como orientación preliminar pero es necesario el estudio de antropología física para el cual es preferible disponer de todo el esqueleto o, en su defecto, de las piezas óseas con mayor dimorfismo sexual (pelvis y cráneo).


- Ancestria Esta evaluación solo se obtiene técnicamente mediante el estudio antropológico del cráneo completo. En la necropsia se deben consignar datos orientadores por ejemplo el color de la piel y hallazgos peculiares de los rasgos faciales.


- Edad Se asume la edad cronológica cuando se tiene la información de fuente confiable y se puede comparar con la edad aparente en cadáveres frescos y reconocibles. Cuando no se conoce la edad, o el cadáver presenta marcadas alteraciones, se recurre a procedimientos técnico científicos para calcular la “edad biológica”.


La edad biológica es un estimativo en años que se calcula a partir del estudio comparativo de las características de un individuo particular (cadáver en este caso) con patrones establecidos para las diferentes etapas ontogénicas de un individuo normal dentro de un grupo humano con similares influencias genéticas, raciales, sociales y ambientales.

El estudio de la edad biológica ha sido abordado por diferentes disciplinas y evaluando varios sistemas del cuerpo; en la práctica aportan indicadores más o menos precisos, algunos de los cuales se presentan a continuación teniendo en cuenta que el médico forense los puede documentar en la necropsia.


- Estatura Para determinar la estatura de un cadáver completo, fresco o con algún grado de preservación que lo permita, basta con medirlo en decúbito dorsal, desde el vértex hasta la base del talón, asegurándose que el cuerpo conserve una posición simétrica y las extremidades inferiores totalmente extendidas.


En recién nacidos se deben tomar además las longitudes cráneo-glúteo, palmar y plantar –estas últimas tomadas hasta el dedo más largo- y los perímetros cefálico, torácico y abdominal. En menores de 15 años se pueden hacer comparaciones con las tablas de crecimiento y desarrollo utilizadas en el país.


En cadáveres con alteraciones que impiden la valoración adecuada de la estatura (mutilación, fragmentación, calcinación, esqueletización y politraumatismos deformantes) se deben enviar para estudio antropológico huesos largos completos, de preferencia el fémur.


Por regla general, los familiares y los amigos de personas "desaparecidas" se dedican durante años a la búsqueda de sus queridos. A veces, durante la búsqueda, se evidencia que muy probablemente el "desaparecido" esté muerto. A menudo se localizan cementerios donde yacen las víctimas de "desapariciones". La identificación de estos cuerpos es el trabajo de un equipo de médicos forenses. La medicina forense es un término global para tres diferentes disciplinas:


  • La patología forense

  • La odontología forense

  • La antropología forense


Por la naturaleza de su trabajo, la Antropología Forense es muy importante para los familiares de "desaparecidos". Pues, gracias a ella se puede poner fin a la incertidumbre de los familiares identificando a las víctimas de una violación de derechos humanos tales como un asesinato político o una "desaparición". Por medio de la identificación, a las víctimas anónimas de una fosa común les puede dar un nombre y una historia. De esa forma se les rehabilita como seres humanos. Aparte de eso, la identificación les ofrece a los familiares la oportunidad de rendirles el último honor a las víctimas y de darles el entierro que se merecen. Además, después de que se ha encontrado e identificado un cuerpo, los familiares finalmente pueden empezar a guardar luto, lo cual no fue posible durante el período de inseguridad en la que se encontraban. Por último, el trabajo de los Antropólogos Forenses tiene importancia también porque los resultados de sus investigaciones pueden servir de pruebas, y tal vez hagan posible el enjuiciamiento de los presuntos culpables.


Generalmente, es sólo después de que los cuerpos a examinar ya no estén reconocibles ni tampoco en condiciones de ser presentados a los familiares para su identificación visual cuando se necesita recurrir a un equipo de Antropólogos Forenses para la identificación.


El trabajo de un Antropólogo Forense consiste en comparar los datos ante-mortem (los cuales puede averiguar por medio de material visual –fotos y por entrevistas con familiares o con testigos) con los datos post-mortem descubiertos por él mismo.


Aplicaciones:

  • En la identificación de restos.

  • Basado en el método deductivo.

  • Se relaciona con otras ciencias.

  • Se lleva a cabo mediante confronta.

  • Se solicita la intervención de un especialista en Antropología Forense cuando es necesario identificar restos de origen humano en avanzado estado de descomposición o momificación.


#Antropologíaforense #Forense

2,939 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro