La familia como factor criminógeno.

Actualizado: 5 de ene de 2019

Patricia Altamirano Benitez.

Estudiante de Criminología y Criminalística.

San Martín Texmelucan, Puebla.


La familia es el origen central importante en la formación de todo individuo que desempeña un papel importante en la vida. Son factores familiares la forma que está constituida la familia, la relación de afecto, el número de integrantes, hábitos, costumbres, cultura, valores, comprensión, estado económico, rechazo, nivel educativo, etc. El objetivo del estudio de la estructura de la familia tiene como fin conocer y obtener información de su interacción en condiciones y relaciones familiares ya que depende de ésta, la integración del niño, adolescente y adulto en su forma de desenvolverse y adaptarse a la sociedad.

Depende de la estructura que se tiene en cada familia es que surgen las primeras reglas, valores, conductas, costumbres, entre otras ya mencionadas y es una educación determinante que influirá trascendentalmente en el sujeto.



La familia como factor criminógeno es “la unidad básica de las conductas antisociales, la cual formará la personalidad violenta y agresiva, así como la manera incorrecta de relacionarse con el medio o la sociedad, agrediendo a los demás por las causas de sus conflictos internos”. (Hikal, 2011: 118) Se tendría que hacer un estudio de los tipos de personalidad de la familia criminógena dentro de su grupo familiar en base a su estructura.

Los niños aprenden en su infancia el ejemplo y conductas de sus padres, así que, si en la falta de unidad y de control hay gritos, humillaciones, groserías, golpes para corregirlos, los niños al convertirse en jóvenes, se encontraran en la incertidumbre, pierden o se vuelven insensibles hacia un sentido de amor, honor, convivencia, confianza y seguridad, dejando en el olvido la interacción afectiva. Los problemas criminógenos pueden afectar al individuo en cualquier edad, esto puede ser de carácter criminógenos cuando los padres se encuentran en situación de drogadicción y alcoholismo, prostitución, padres con hijos de diferentes matrimonios, madre con dificultad para mantener a los hijos, entre muchas situaciones más.

Estas familias destruidas pueden considerarse como…


El seno familiar es el hacedor o creador de jóvenes con problemas de conducta, por las siguientes razones:

a) Bajo nivel cultural de los padres.

b) Falta de transmisión de valores

c) Bajo recursos económicos.

d) falta de centros de trabajo.

e) Falta de comunicación entre padres e hijos.

f) Corrupción de menores, y abuso sexual por parte de los padres.

g) Violencia intrafamiliar.

h) Desintegración familiar.

i) Falta de control de los padres.

j) Apatía y abandono de los padres.

k) Irresponsabilidad de los padres de dejar en manos de las escuelas la tarea informativa y educativa de los hijos.

l) Rechazo familiar.

m) Madres solteras. (Barraza, 2008: 89)

El problema familiar puede dar lugar que los integrantes de este núcleo serán probablemente, drogadictos, alcohólicos, también como tener baja autoestima, poco creativos, pueden desarrollar rencor u odio hacía los padres, distanciamiento, depresión, violencia familiar que puede ser psicológica (humillaciones, chantajes, insultos, etc) y física (cualquier tipo de golpes que van desde constantes, con algún tipo de instrumento o con las mismas extremidades).

La familia que sufre de este impacto verá poco atractiva y desorganizada e influirá en el desarrollo de la personalidad disocial y antisocial, esto es la causa de que los padres no tienen la capacidad de proporcionar a los miembros protección, seguridad, atención y todo aquello que lo vuelva como un ambiente de satisfacción familiar.

Referencias

Barraza, R. (2008). Delincuencia juvenil y pandillerismo. México: Porrúa.

Hikal, W. (2011). Criminología: Etiológica-Multifactorial. México: Porrúa.

Marchiori, H. (2006). Criminología: La víctima de delito. México: Porrúa.

2,082 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro