Los lenones de la criminología

Los lenones de la criminología

Desde hace meses deseaba poder escribir de forma ardua sobre esta situación que se está presentando en México (es seguro que ocurra lo mismo en otros países), pero temía por las represalias que podría surgir al respecto en mi contra y la organización que represento, pero es mejor dar luz sobre esto, para generar debate, discusión y comprender los riesgos que se corren, como bien describo a continuación.

¿Existen personas realmente preocupadas por el avance serio de sus áreas así como para propiciar la mejor educación posible para tener mejores resultados en la aplicación de sus conocimientos? Si. ¿Existen personas que buscan llenarse los bolsillos de dinero, vendiendo cursos que no tienen rigurosidad alguna, siendo totalmente riesgosos? Si, superando al primero.

Cursos sin rigurosidad científica

En este espacio no me dedicaré a escribir el porqué tales conocimientos no son más que pseudociencias, charlatanerías o meramente, mala ciencia, porque jamás terminaré. Prefiero dejarlo para otras publicaciones más específicas, aunque podrán encontrar en este portal algunos artículos sobre ello para quienes deseen conocer más.

Sabemos que una de las razones del gran auge de las ciencias forenses, criminología y criminalística en México son las series de televisión y una gran gama de películas que retratan a la criminología como algo increíble capaz de curar lo peor del mundo, cosa que también se observa con la perfilación criminal, con habilidades mentales especiales para poder detectar quién cometió algún acto, y admirar más a los asesinos en serie.

Ello ha provocado que se empezara a impartir decenas de cursos que tratan a los psicópatas, a los asesinos seriales, sobre perfilación criminal, etcétera, cosa que personalmente no lo considero mal ya que siempre es bueno aprender algo nuevo. Lo malo es cuando se promete cosas sin sentidos o que el curso esté sustentados en mentiras, pseudociencias o charlatanerías y misticismos, engañando a los asistentes, aspecto que trae más consecuencias cuando son estudiantes que aplicarán sus conocimientos en casos donde intervienen seres vivos.

Los cursos más comunes en torno a esto son de:

Recomiendo leer: Peligro, pseudociencia en la mira

Estas personas no se preocupan por la rigurosidad de la información, por su nivel de aceptación científica. En realidad, realizan eventos cuyos temas atraigan personas ($), y cuando se les critica, siempre se obtienen respuestas extrañas donde defienden las pseudociencias con base en falacias de lo más común. Las pseudociencias es un riesgo en toda sociedad, y más si, en este caso, quien aprende de ellas son los criminólogos, los encargados de estudiar el fenómeno de la violencia para su prevención.


Cursos rápidos para actividades serias

Pongamos de ejemplo el siguiente evento:

Es probable que que existan condiciones para poder obtener la certificación como peritos en criminología forense, una especialidad de la criminología, como sería el ser criminólogos, pero, un hecho interesante es que, desde que se tiene el título y cédula profesional, jurídicamente ya se puede considerar como perito.

Por otro lado, si nos dejamos guiar por el texto de la publicación, quien tome el diplomado, ya puede considerarse criminólogo o criminóloga, sin importar que sea abogado, psicóloga etcétera. ¿Ésto es válido? ¿En manos de quiénes están las cuerdas que dirigen el camino académico de la criminología? Como gremio, ¿seguiremos permitiendo que siga ocurriendo?

Ese no es el único caso en donde podemos encontrar cursos express que te hacen criminólogo en menos de una semana (o dos), existen docenas. Continuando con este caso, pensemos en todo lo que se necesita para poder hacer un dictamen en criminología forense, donde debemos estar preparados en:

  • Victimología

  • Psicología

  • Criminología clínica

  • Penología

  • Derecho penal

  • Etcétera.

Para no alargar más esta entrada, toda esa preparación debe ser totalmente científica. Se realizará un trabajo a partir de un ser humano, y ese solo hecho, conlleva una increíble cantidad de responsabilidades. No se trabaja sobre un indicio como puede ser una huella dactilar, una muestra hemática, con sus respectivas técnicas bien verificadas. Del trabajo que se realice puede depender la libertad o no de quien es o no responsable del hecho del cual se le acusa. No es un juego, las cosas deben hacerse bien.

Por eso mismo aplicar pseudociencias en estas investigaciones son un peligro. No solo daña a la criminología en su desarrollo, también puede afectar la vida de una o más personas de forma permanente. Si quien realiza estas actividades es criminólogo o criminóloga, está haciendo justo lo que debe prevenir, lo cual es vergonzoso.

No, no se puede ser criminólogo tomando un diplomado de apenas 6 meses con un par de clases cada determinado tiempo, muchísimo menos criminólogo forense. Lo mismo aplica para otros sectores de la criminología.

Las ciencias forenses en México se están viendo muy, muy dañadas, en especial la criminología. Algunas personas la ven tan poco seria que es una risa gracias a estas actividades que se llevan a cabo, donde, sí, se abusa con violencia de una mínima cantidad de conocimientos, a veces falsos, charlatanes, etcétera, que puede conllevar a graves consecuencias, solo por ganar un poco de dinero.

Se han visto otros cursos enfocados a la prevención criminal dentro de las escuelas, donde se usa grafología, lenguaje corporal (tipo "lenguaje corporal de los asesinos en serie"), PNL y una gran variedad de pseudopsicologías. Es alarmante el daño que se puede producir, y esto gracias a los incontables cursos que enseñan y capacitan en pseudociencias, no puede tomarse como algo tipo "que cada quien crea lo que quiera" si solo se considera la ola de violencia que recorre toda América Latina.

Necesitamos una criminología más analítica, más rigurosa. Tratamos con seres vivos, y una mala decisión puede desencadenar justo lo contrario de lo que debemos prevenir o simplemente servir para nada. ¿Quieres una criminología, una criminalística así? Ayuda a hacer de nuestras sociedades lugares más pacíficos, de forma seria, denunciando a los lenones de la criminología, de todas las ciencias forenses, porque el daño es grande, y puede ser peor, donde los mismos individuos que producen delincuencia se capacitan para hacer mejor sus actividad.

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro