El objeto de estudio de la criminología

El objeto de estudio de la criminología



¡La criminología, oh! La criminología. Tan polémica, tan amada y criticada, tan poco valorada y sobrevalorada… Pues sí, la criminología es una de las ciencias más confundidas actualmente, y todo es gracias a lo poco que se conoce sobre su objeto de estudio.

Casi siempre, en algún lugar, se señala que la criminología tiene funciones parecidas a las de la criminalística, en la red podemos encontrar numerosos ejemplos, muchos me producen dolor de cabeza.

Comencemos.

La criminología tiene como principal objeto de estudio a la conducta antisocial, es decir, es la base de toda la estructura criminológica y de donde pueden partir objetos secundarios de estudio, como pueden ser el crimen, criminalidad y criminal (otros lo delimitan más a delito, delincuencia y delincuente, aunque para la criminología es más crimen…), el control social, la víctima, entre otros.

La conducta antisocial, es aquella que es cometida por un ser humano o grupo de seres humanos, contra otro u otros, dañándole física o psicológicamente, o, en pocas palabras, el daño real que se produce contra otros (también, existe la idea de que el daño contra el medio ambiente y los seres vivos pueda considerarse como tal, pero aún no se ha alcanzado un consenso entre los expertos).

Ese estudio es eminentemente interdisciplinario. Los conocimientos y habilidades de otras ciencias se unen para poder realizar un estudio lo más objetivo posible, un estudio que pueda quedar en certidumbre y no en incertidumbre, para explicar el porqué de determinados fenómenos, y de ser posible, prevenirlos (que es el objetivo principal de la ciencia criminológica).

Algunas personas suelen señalar que el objeto de estudio de la criminología es el delito, delincuente y delincuencia, pero es algo que no debe aceptarse totalmente. Claramente, la mayoría de las conductas antisociales están tipificadas dentro de un ordenamiento jurídico penal, pero también podemos encontrar a través de la historia conductas tipificadas que no son antisociales, y que incluso, en tiempos pasados, contrarios a los Derechos humanos (tema para otro post). También, éste objeto es muy limitativo para la criminología, encerrándola solamente en lo que el Derecho indique, convirtiéndola en una ciencia dependiente del mismo, y no autónoma. Si se sigue el camino en que ésta denominación es lo que estudia la criminología, difícilmente podrá tener un avance notorio o resultados importantes para la prevención. Lo que sí es bueno es que se considere éste objeto como un nivel de "intervención" más de la criminología, mas no el único.

Ahora bien, el crimen, el criminal y criminal son otros objetos de estudio que no necesariamente están acoplados a lo que dice un ordenamiento jurídico penal (aunque si, un crimen puede o no ser un delito, pero no todos los delitos son crímenes, como en el caso del párrafo anterior). El crimen va más dirigido a lo moral y actos inmorales que pueden ser realizados, que producen afectaciones mayormente culturales, pero, podemos tener conductas antisociales que, dentro de una cultura, no son tomadas como crimines, por simple razones tradicionales o de costumbres, pero en la realidad, producen daño. Un claro ejemplo, es la mutilación del clítoris femenino que llevaba a cabo en una región de Egipto, que se permitía, aún bajo la negativa de la víctima. (Algunos señalan que el mismo hecho puede ser visto por el delito).

Otro objeto controvertido de estudio de la criminología, es la víctima, aunque, sospecho, quedará fuera, gracias al impulso que está tomando la Victimología, que es la ciencia que estudia a la víctima, bajo una perspectiva más especializada, y se aplaude éste hecho.

La criminología estudia el acto de causar daño a otro ser humano (o al medio ambiente), bajo las condiciones culturales y sociales que sean, y, en resumen, de la violencia, y una vez alcanzada la certidumbre, intentar prevenir y disminuirla.

No. El criminólogo no es un criminalista (aunque pueden tener una relación, pero no es determinista, debido a sus objetos de estudio tan distintos). Es momento de empezar a cuestionar más seriamente la manera en que éstas ciencias se están enseñando académicamente en México, separando una cosa de la otra, y que se le dé a la criminología la seriedad que tanto le hace falta, y disminuir la crisis en la que está, e impulsar la investigación, que es extremadamente escasa.

#Criminología

13,690 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro