Concepto de Criminología Contemporánea ¿Cuál es el tuyo?

Actualizado: feb 7



La publicación del día de hoy será algo breve, espero sea productiva al menos para los criminólogos que empiezan el sendero de nuestra ciencia desde las instituciones universitarias.

A lo largo (o corto) de mi carrera se me inculco un concepto de <<Criminología>>, ¿adivinas cuál es? Quizá sea el mismo que a ti te hacen memorizar y que al proponer una alternativa te hacen mala cara. El punto es que la Criminología como ciencia social ha evolucionado y crecido a un paso agigantado desde la creación de aquel concepto tan brillante en su tiempo pero ahora necesario de innovar, es por ello que hoy les comparto de nuevo mi concepto de Criminología, si es cierto no soy ninguna figura reconocida en la ciencia ni mucho menos un erudito en ella, simplemente me gusta, me apasiona y la amo y creo que es suficiente para buscar dejar algo de mí en ella. ¿Has buscado crear tu concepto? Te comparto el mío:

Criminología (del Latín crïmen, <acusación>; y del griego -λόγος-lôgos-) es la ciencia social, causal y fáctica que estudia la naturaleza de la conducta desviada emergente del individuo y/o la sociedad, extendiéndose a como es recibida, dirigida, controlada y prevenida.

Para poder explicarte satisfactoriamente mi concepto lo desmenuzare parte por parte:

-Para empezar trataremos a crïmen traducido al español como <acusación> el cual según el diccionario Cambridge significa: una declaración diciendo que alguien ha hecho algo moralmente incorrecto, ilegal o poco amable (http://dictionary.cambridge.org). Analizando lo anterior se concluye que hay dos partes necesarias para que exista el <crimen>, que sería una conducta reprobable realizada por uno o más sujeto y alguien que la vea o clasifique como tal;

-Es causal porque estudia las relaciones causa-efecto entre el crimen y las condiciones que lo favorecen o propician. Es fáctica porque estudia hechos, no ideas (Palacios, 2015:230);

-Siguiente, nuestro objeto principal de estudio es: el de la conducta <desviada>, no del <delincuente>, sino de aquel que aun y cuando su conducta no se tipifique como delito o falta, su actuación se aparte de las normas sociales establecidas y genere rechazo colectivo o institucional (Reyes, 2007: 8);

-Estudia la naturaleza de la conducta desviada emergente del individuo y/o la sociedad. Con lo anterior se busca decir que la conducta desviada es algo natural en cualquier sujeto o en la sociedad dependiendo de sus factores exógenos y endógenos, sus criminorepelentes y criminoimpelentes. Por su misma naturaleza su tratamiento o estudio no debe ser inhumano, es decir no se busca etiquetar o castigar severamente a quien la comete, al contrario deberá ser humanista pues es un fenómeno inevitable pero si minimizable. La Criminología deberá trabajar de la mano con los Derechos Humanos;

-Ahora bien, <recibida> se refiere a la reacción social de una conducta desviada;

-<Dirigida> se refiere a la idea de que las conductas desviadas pueden ser manipuladas por terceras personas o grupos, abre la opción a que las conductas reprobables o desviadas pueden ser creadas o emanadas para afectar a una persona, grupo o institución en específico;

-La conducta desviada puede ser <Controlada> sobre todo por ejemplo en Centros de Reinserción Social, se excluye al sujeto y se controla su conducta para que no afecte a la sociedad exterior a ese lugar; y

-Y lo que siempre se ha manejado como finalidad principal, la Criminología tiene como fin principal que las conductas desviadas sean <prevenidas> utilizando distintas metodologías, teorías o modelos para ello. Aquí entra la frase del filósofo Pitágoras <Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres>.

Sin más por el momento espero tu critica pero sobretodo espero tu concepto propio, o tu motivo por el cual debemos de utilizar conceptos clásicos ¿o tú qué opinas?

#Criminología

652 vistas

contacto@criminologiaycriminalistica.com | México

WhatsApp: 

Nacional (México): 55 12 31 09 34

Internacional: +52 1 55 12 31 09 34

Sin ciencia, no hay futuro